Por qué Toma Tiempo Producir Vacunas?

18.05.2020

Una vacuna se obtiene siguiendo el método científico, que de por sí es dispendioso, porque debe partir de una hipótesis y un experimento que la demuestre.

La hipótesis debe estar sustentada como resultado de estudios y publicaciones relacionadas. Por ejemplo, la hipótesis de que el coronavirus aislado, atenuado, o sus partes, pueden crear respuesta inmunológica al inocularse en pacientes afectados, se sustenta en los numerosos estudios sobre vacunas ya desarrolladas.

El experimento debe diseñarse para comprobar o refutar la hipótesis. Requiere recursos para montar el experimento, tales como laboratorio y materiales.

Luego hay que ejecutar el experimento que puede durar días, meses o años. Luego recopilar la información y analizarla para llegar a una conclusión en la que se acepta o rechaza la hipótesis planteada.


Si se acepta, siguen las fases de producción y aplicación de la vacuna. Se entiende mejor el tiempo de obtención de una vacuna, si explicamos: ¿Qué es una vacuna? 

La vacuna es una preparación con elementos del patógeno, capaz de crear inmunidad contra la enfermedad de ese patógeno. Puede ser una suspensión del patógeno, atenuado o muerto o productos derivados del patógeno.

Por ejemplo, el pus de las fistulas de las ubres de las vacas preparado como suspensión inyectable, inmuniza o estimula la producción de anticuerpos contra la viruela. En ese ejemplo tan sencillo, el proceso de obtener la vacua no pareciera largo. Así que miremos las etapas de la fabricación de la vacuna contra la gripe pandémica H1N1 que se demoró casi 9 meses según la OMS, distribuidos así:

Durante 1.5 meses, en los centros colaboradores de la OMS, se identificó el nuevo virus, se obtuvo una cepa, se verificó su inocuidad y se reprodujo la proteína viral. Luego se tomaron 3 meses para obtener los reactivos de referencia, probar la vacuna, optimizar las condiciones de replicación y fabricar la vacuna a granel. Luego 0.5 meses para controlar la calidad y envasar la vacuna. Adicionalmente hubo que efectuar estudios clínicos y reglamentar su uso, para empezar a aplicarse antes de los 9 meses.

En general se considera posible tener la vacuna contra el SARS-CoV-2 en año y medio, pero se está viendo que el cálculo es un poco pesimista, ya que actualmente hay más de 50 laboratorios y virólogos del mundo trabajando en esa vacuna. Cada laboratorio sabe en qué experimento está trabajando cada uno, conoce los resultados permanentemente y los analizan en conjunto. De esta manera ese cálculo pesimista podría reducirse a menos de un año.

De hecho, ese medio centenar de laboratorios tiene experiencia en manejo de este tipo de virus por lo que tienen candidatas a vacuna ya ensayadas en animales. Inclusive hay varios países haciendo pruebas clínicas en personas.

Si estas pruebas tienen éxito, la aprobación y reglamentación será antes de los seis meses, lo que es de por si un logro impresionante de la ciencia actual. ¿La inmunidad natural de los niños también es un proceso largo? Durante toda la vida la madre adquiere inmunidad contra los patógenos de su ambiente.

Cuando tiene un hijo este adquiere a través de la placenta las defensas necesarias para protegerse por un tiempo frente a posibles infecciones del medio ambiente al que se exponen cuando nacen. Una vez debilitadas las defensas que heredaron, son vacunados para volver a adquirir inmunidad, en algunos casos de por vida y en otros por tiempos determinados, según el tipo de antígeno.

¿Por qué entre más edad más susceptibilidad a los virus? No es la edad lo que predispone, porque no todos los mayores son tan susceptibles. Todo depende de los hábitos y del ambiente en el que las personas han vivido. Por ejemplo, los malos hábitos alimenticios, el estrés pernicioso o la exposición permanente a ambientes contaminados, causa enfermedades y dependencias farmacológicas, que llevan a debilitamientos y susceptibilidades, no sólo a los patógenos sino a cambios ambientales a los que las personas sanas están adaptadas.

¿Cuántas clases de vacunas existen? ¿Todas toman igual tiempo de preparación? Las siguientes son algunas de las vacunas principales y todas toman tiempos similares de preparación, análisis, pruebas y demás:

Vivas debilitadas o atenuadas: Se utiliza al patógeno y el cuerpo suele crear inmunidad de por vida como en sarampión, herpes, fiebre amarilla, rubéola, paperas, rotavirus, viruela y varicela.

Muertas o inactivadas como la de influenza, rabia, poliomielitis y hepatitis A.

Conjugadas o sub unitarias: capas externas de polisacáridos del patógeno u otros segmentos o restos inocuos del virus, se unen a proteínas que se utilizan de antígenos, como en tosferina, papiloma, influenza y hepatitis B.

Recombinadas: la parte exterior del patógeno se combina con el ADN de otro y eso crea inmunidad como en el VIH. Esta clase de vacuna está en evaluación.

Toxinas inactivas: componentes tóxicos del patógeno inactivados como las vacunas contra difteria y tétano.

Una vacuna es un complejo molecular específico y dispendioso de lograr, porque consta mínimo de tres partes:

Antígeno, que induce en los organismos vacunados a crear anticuerpos.

Adyuvantes, que potencian, elevan o mejoran la respuesta del sistema inmunitario.

Conservantes y estabilizantes, que previenen la contaminación de la vacuna y evitan que se descomponga, degrade o dañe.

El proceso de encontrar esos componentes bioquímicos tan precisos es dispendioso y toma tiempo. A futuro el tiempo de producción de vacunas nuevas será más breve. No cabe duda.

Ahora hay más ciencias involucradas en la inmunidad. Estas son las principales:

1ª Inmunología: estudio de las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario y de los órganos, tejidos y células involucradas.

2ª Genómica: estructura, función, evolución y mapeo de los genomas virales.

3ª Genómica funcional: describe la función gen-proteína.

4ª Inmunogenética: caracteres heredables mediante técnicas inmunológicas.

5ª Inmunogénica: relación inmunidad-genoma.

6ª Biocomputación: computo estadístico para análisis de datos biológicos.

7ª Microbiología: estudio de los microorganismos.

8ª Ingeniería genética: manipulación de los genes.

9ª Biología sistémica: estudio de procesos biológicos.

10ª Bioquímica sintética: obtención de nuevas moléculas con nuevas funciones.

11ª Proteómica: estudio de la estructura y función de las proteínas.

12ª Metabolómica: estudio de procesos químicos generadores de metabolitos.

13ª Nanotecnología: diseño de moléculas y átomos.

Así que el proceso natural de inmunidad, el método científico de obtención de vacunas y la síntesis de los complejos moleculares acoplados y precisos, son fatores que toman tiempo, mientras que la buena cantidad de laboratorios y virólogos, la larga experiencia en manejar pandemias y por lo menos 13 nuevas ciencias, son factores que acortarán el tiempo de elaboración de vacunas.


Video de resumen

PALABRAS CLAVES

Vacuna, método científico, hipótesis, experimento, patógeno, inmunidad, anticuerpos, proteína viral, fabricar vacunas, SARS-CoV-2, inmunidad natural, defensas, antígenos, clases de vacunas, vacunas atenuadas, vacunas inactivadas, vacunas conjugadas, vacunas recombinadas, vacunas inactivas, partes de una vacuna, adyuvantes, respuesta inmunitaria, conservantes de vacuna, inmunología, genómica, inmunogenética, inmunogénica, biocomputación, microbiología, ingeniería genética, biología sistémica, genómica funcional, bioquímica sintética, proteómica, metabolómica, nanotecnología.